Cómo solucionar problemas de carga en dispositivos móviles

Entre nosotros, por supuesto, no pocos que han experimentado problemas al cargar teléfonos móviles. Una de las formas más ampliamente adoptadas para superar esto es comprar un nuevo cargador. Incluso si conoce los trucos, podemos solucionar el problema de carga fácilmente sin la necesidad de comprar un nuevo dispositivo cargador.

Los problemas que ocurren cuando se carga son muy diversos, desde comenzar a cargar demasiado rápido, demasiado lento o incluso no poder cargarlo en absoluto. Por supuesto, las causas también varían y pueden repararse directamente o comprando un nuevo dispositivo cargador.

Pero antes de decidirse a comprarlo, le ayuda a probar los siguientes consejos. ¿Que son esos? A continuación lo revisaremos por usted.

Limpie el puerto microUSB

el problema de cargar usb sucio

La forma más fácil y generalmente más exitosa de superar el problema de la carga es limpiando el puerto microUSB que se encuentra en la cabeza del cargador o en el teléfono celular. Es muy importante que varias impurezas en el lugar puedan bloquear la electricidad entrante.

Por lo tanto, limpie los dos puertos de varios tipos de suciedad y polvo para que la electricidad pueda funcionar normalmente. Y para la prevención, no coloque su teléfono celular o cargador en un lugar sucio para evitar que entre suciedad en el puerto microUSB.

Además de limpiar la suciedad, también verifique el estado del puerto si hay una placa doblada o no en la posición correcta. Esto es muy posible si con demasiada frecuencia conectamos y desconectamos el cargador del puerto microUSB.

Para solucionar esto, puede usar un palillo de dientes o un alfiler de seguridad contundente. También es recomendable que apague el teléfono celular y desconecte la batería antes de hacerlo para que no ocurra nada inesperado.

Comprobar cables

el problema de cargar un cable roto

El componente más frágil de un cargador, por supuesto, es el cable, no el adaptador que se conecta al conector de alimentación. Por lo tanto, si los consejos anteriores no han resuelto su problema, podría ser el cable del cargador el que tiene problemas. Esto puede suceder porque con demasiada frecuencia el cable está curvado, doblado y otros.

Si su cargador está separado del cable USB y del adaptador, primero intente usar otro cable USB para asegurarse de que el adaptador todavía esté funcionando normalmente. De esa manera, simplemente reemplace el cable sin necesidad de reemplazar el adaptador.

Realice varias combinaciones de experimentos entre el adaptador y el cable para estar absolutamente seguro de qué componente está dañado. Pero si el adaptador y el cable que tiene no están separados, entonces automáticamente debe comprar un nuevo dispositivo cargador.

Verificar la calidad del cargador

Si está utilizando un cargador original, los métodos anteriores pueden ser suficientes para diagnosticar el cargador. Pero si tiene un cargador KW o no es original del fabricante, entonces también vale la pena señalar.

Cada teléfono celular y cargador tienen una potencia diferente en el suministro de electricidad. Si el cargador que tiene es más bajo que el cargador original, entonces es seguro que el proceso de carga se llevará a cabo durante un largo período de tiempo.

Por lo tanto, antes de comprar un nuevo cargador, preste atención a la potencia que puede suministrar el cargador y asegúrese de que la cantidad sea la misma que la del cargador original. Esto también se aplica si planea comprar un banco de energía.

Sustitución de la batería

problema de cargar baterías hinchadas

Además de los problemas con el cargador, otra causa que generalmente hace que el proceso de carga no se ejecute normalmente es una batería dañada. Por lo tanto, preste mucha atención al estado físico de la batería, ya sea que haya protuberancias, componentes doblados, cubiertas abiertas y otras cosas que no son normales.

Si se encuentran estas características en la batería, debe comprar una batería nueva para reemplazarla. Asegúrese de comprar baterías originales o baterías de terceros confiables para evitar cosas no deseadas en el futuro.

Una cosa para recordar, las baterías de teléfonos móviles o tabletas generalmente pueden funcionar normalmente durante 2 años. Después de eso, la batería generalmente comienza a disminuir en capacidad. Por lo tanto, si antes del período de dos años se produjo un problema, lo más probable es que la batería se haya dañado.

Esos son los diversos pasos fáciles para superar el problema de la carga en su teléfono inteligente y tableta. Si los métodos anteriores no han resuelto el problema, lo último que puede hacer es comprar un nuevo dispositivo cargador.